sábado, 25 de mayo de 2013

Hombres con falda

Cuando uno piensa en los terribles espartanos que libraron la batalla de las Termópilas, en William Wallace o en Rob Roy lo último que viene a la mente es la idea de un hombre afeminado. Héroes míticos como el Aquiles griego o el irlandés Cúchulainn son un arquetipo de fuerza y combatividad. Los guerreros de las naciones celtas son famosos por su fiereza y el miedo que inspiraban en sus enemigos, también están los legionarios romanos, uno de los ejércitos más poderosos y disciplinados del mundo antiguo. Su ferocidad no es lo único que tienen en común, lo curioso es que en realidad todos esos hombres usaban faldas. Sí, leíste bien querido visitante: faldas. En un época donde el pantalón es visto como un hito de la masculinidad y la falda es netamente femenina, cabe recordar que esto no siempre fue así. 

En la antigua Grecia los hombres y mujeres usaban togas, la ropa no siempre era un distintivo inequívoco del género. Lo mismo aplicaba en Roma. En ambas naciones los soldados usaban faldones cortos pues eso ayudaba a su movilidad mientras una larga toga habría sido demasiado estorbosa en el campo de batalla. El Kilt escocés con su clásico tejido a cuadros debe ser la falda masculina más conocida, pero no es la única.  En el mundo entero hay una gran variedad de trajes tradicionales masculinos similares a la falda. En Grecia y otras zonas de la Península Balcánica está la Fustanella; en regiones de África del este, el kikoi; la India tiene el Dhoti; los gauchos de Sudamérica usan el chiripá y el lava-lava es oriundo de la Polinesia. También podemos añadir atuendos tipo túnica como el Yukata japonés, la Chilaba marroquí y el Galabiyah egipcio. 

Para la mujer, una verdadera fase de rebeldía durante los finales del siglo XIX (siempre tan influido por la estricta moral vitoriana) fue la oportunidad de usar pantalón. Si bien algunas mujeres ya podían darse el lujo de usarlos para montar o si trabajaban en minas, no era una prenda aceptada para presentarse ante la sociedad. De ahí surgieron las "bloomer girls" feministas que empezaron a usar pantalones reclamando una prenda más cómoda que los vestidos de la época. 

El boom del pantalón vino con la primera guerra mundial, con los hombres en el campo de batalla, las mujeres europeas empezaron a realizar trabajos que, hasta ese momento, eran netamente masculinos y a tomar prestadas las prendas de sus maridos para dicho fin. Ya a principios de los 20 aviadoras como Amelia Earhart usaban con orgullo sus pantalones.  Marlene Dietrich y Katharine Hepburn fueron fotografiadas con la prenda durante la década de 1930. La revolución había comenzado, el pantalón ya no era exclusivamente una prenda masculina. En 1960, André Courrèges presentó los jeans para mujer, inaugurando oficialmente la era de los pantalones de mezclilla de diseñador. 

Empero, la revolución no alcanzó a las faldas. Aún en pleno siglo XXI suele usarse la frase de "llevar los pantalones" para conceder autoridad a alguien en una situación determinada, también está la despectiva "esconderse tras las faldas de" para denotar a un hombre cobarde que se esconde tras una mujer. Eso poco importa a los escoceses y griegos (entre otros) que portan con orgullo la falda como símbolo de su identidad cultural y ¿por qué no? de su masculinidad. De ahí surge un movimiento social que busca romper con roles de género absurdos ligados a una prenda: InterMIS (International Association pro Men In Skirts, por sus siglas en Inglés). La Asociación Internacional pro Hombres en Faldas defiende que los varones tengan más opciones de vestimenta que el pantalón, básicamente la idea es que cada individuo puede vestir lo que le dé la gana sin importar su género. 

Como amante de las culturas antiguas y del heavy metal, el planteamiento me parece maravilloso. Si bien los diseñadores Jean Paul Gaultier, Giorgio Armani, John Galliano, Kenzō Takada, Rei Kawakubo y Yohji Yamamoto han intentado promover la idea del uso de falda en hombres en sus colecciones, la idea aún no está extendida ni popularizada ¿por qué? creo que se debe a la importante carga cultural que el pantalón tiene como símbolo de poder y masculinidad. Tan es así que vemos a mujeres de negocios y altas ejecutivas vestir más trajes sastres de pantalón que faldas. Es una idea muy arraigada en la sociedad la cual puede tardar mucho en cambiar. No obstante, el bastión musical del Heavy Metal (especialmente en el metal Folk o Pagano) muestra su vanguardia y rompe esquemas. Uno de los ejemplos más conocidos es Jonathan Davis de la banda Korn, quien a menudo ha saltado al escenario con faldas. Agrupaciones que hacen alusión a las antiguas culturas europeas también rockean en falda, tal es el caso de Corvus Corax, por dar un ejemplo. 

Me parece afortunado como un movimiento aparentemente superficial toca raíces muy profundas sobre los roles de género en la sociedad. La feminidad o masculinidad de un individuo no está en una prenda o en el maquillaje. Está en las acciones de cada uno, no creo que nadie se sienta inclinado a pensar en los temibles vikingos, espartanos, celtas o legionarios romanos como débiles y afeminados. No me molestaría en lo absoluto ver a un hombre con un kilt o una de las bellas faldas que propone Jean-Paul Gaultier por la calle o en mi oficina. Pensar en Gerard Butler, Hugh Jackman o Liam Neeson en dicha prenda no los hace menos deseables a mis ojos, todo lo contrario. Creo que es un buen momento para replantearnos, como sociedad, la utilidad de determinados tabúes y roles de género anticuados. Me despido con una mención especial a los representantes de Grecia en el festival Eurovisión de este año, quienes me inspiraron a escribir este post. 



Imágenes de:
Liam Neeson en "Rob Roy" de Fanpop.com
Mary Walker, doctora en medicina. Aprox. 1865 (de la colección Gernsheim ) publicada en "The Original Bloomer Girls"
Colcción de faldas para hombre por Jean-Paul Gaultier, otoño de 2013,  publicada en http://whatblackmenwant.com/2012/09/06/gaultier-skirts-it-for-fall/

4 comentarios:

  1. Yo odio los pantalones y amo las faldas, así que no le prohibo a nadie usarlas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente razonable, querida amiga :)

      Eliminar
  2. Te he nominado para “ONE LOVELY BLOG AWARD”!
    Espero que te interese, es un premio para promocionar la labor de bloguero!
    Las instrucciones estan en mi blog
    http://deliriosdeladama.blogspot.com/2013/06/one-lovely-blog-award.html

    ResponderEliminar
  3. Es necesario que, los diseñadores, y las casas de moda promuevan y saquen al mercado faldas, y vestidos con falda diseñados para varones; pues la incomodidad del pantalón siempre ha sido insoportable, solo que a la mayoría de congéneres les daba temor hablar de sus incomodidades y NECESIDADES. Algunos pensaban que se reirían o se los ridiculizaran si manifestaban sus insatisfacciones e incomodidades; y han preferido vivir con las molestias mas grandes.
    El Overol o pantalón fue proclamado para labores especificas, pero ahora nos han impuesto esta tortura a tal punto que sin temor a equivocarme esta afectando la salud, y la calidad de vida de los hombres y sus familias.

    El pantalón es la prenda menos adecuada para un hombre; el calzoncillo bóxer, hace las veces de férula en los genitales, (propiciando disfuncion y discapacidades), la costura central del pantalón maltrata, magulla e incomoda todo el tiempo los genitales; la correa o cinturón hace las veces de torniquete, y obliga al corazón a bombear la sangre con mayor esfuerzo, (para vencer la contracción que hace el torniquete), y por mala irrigacion sanguínea afecta: el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor. Ademas con el uso del pantalón el hombre ha terminado orinando de pie lo cual es totalmente antinatural. Las Faldas y los vestidos con faldas para los hombres son suprema-mente SALUDABLES, CÓMODOS Y CONFORTABLES. El pantalón, el calzoncillo ajustado, la costura central del pantalón, y la correa o cinturón, están promoviendo las enfermedades modernas de los hombres: IMPOTENCIA, ESTERILIDAD, PROBLEMAS DE LA PRÓSTATA Y POSIBLEMENTE CÁNCER DEL TESTÍCULO.
    Ninguna parte del cuerpo del varón se maltrata mas que los genitales.
    Por salud y comodidad mejor usar FALDAS O VESTIDOS CON FALDA

    ResponderEliminar