viernes, 16 de agosto de 2013

La sutil línea entre ''mujer fuerte'' y "sin emociones"

Lo que me lleva a escribir esta entrada es una crítica de la película Pacific Rim que vi en Milenio, pueden leerla completa aquí. También parece ser una semana de esas en las que todo se acomoda y gira en torno a un tema. Hace unos días el escritor Chuck Wending hablaba con sus seguidores en Twitter sobre las "mujeres fuertes" en la ficción y lo que esa etiqueta implica. Como respuesta llegó un adorable análisis de Sophia McDougall -el cual también adjunto aquí por si alguien le interesa-. En fin, como ya he explicado el contexto es hora de hablarles sobre mi propia perspectiva del tema y como me impacta, no sólo como una voraz lectora y consumidora de comics, cine, sci-fi y anexas, sino como escritora. 

De entrada habría que definir eso de "fuerte", nos queda claro que una mujer experta en el manejo de armas, entrenada en la milicia o en la artes marciales es fuerte en el sentido físico. Entonces ¿una madre soltera que trabaja a morir y además se toma tiempo para educar a sus hijos no es fuerte? ¡Claro que lo es! de una forma diferente, pero la fuerza no es sólo física, también puede ser emocional. Para mí un gran ejemplo de eso es Holly Kennedy de PD, Te amo, quien tras perder a su marido rehace su vida con la ayuda de misteriosas cartas que él parece enviarle desde el más allá. un momento... Holly se la pasa llorando, se queda encerrada en su casa y con una depresión terrible hasta que su familia la saca de su ensimismamiento... ¡bingo!, Holly tiene emociones. ¿Acaso sentir no es un derecho fundamental de cada ser humano?

Hay personajes femeninos que nunca blandirán una espada o molerán a golpes a un colega masculino, pero no por ello son débiles. A veces la fortaleza se demuestra en cosas cotidianas y simples. Lo que pasa es que a menudo la proporción de mujeres en filmes y series es tan reducida que una sola chica carga con el peso de representar a todo el género completo. Por desgracia, eso no sólo pasa en las pelis, también en muchos aspectos de la vida cotidiana. Algunas de mis amigas ingeniero deben estar a la defensiva todo el tiempo en una profesión que aún en pleno siglo XXI las trata como bichos raros en un mercado laboral dominado por hombres. 

Esto me lleva al famoso Test de Betchdel que trata de probar la gran desigualdad que se presenta en la TV, las películas, el teatro, etc. en cuanto a los personajes femeninos. Las reglas son muy simples, en la obra a estudiar deben aparecer al menos dos personajes femeninos y hablar entre ellas de cualquier cosa que no sea hombres. Parece sencillo, ¿no?,  aún así muchas películas no cubren esos requisitos (incluida Pacific Rim y muchas más de mis favoritas). Ojo, no estoy acusando a esas pelis de machistas, pero sí me parece que eso deja claro lo poco representadas que estamos las mujeres en los medios. Con tan pocas apariciones, no es de extrañar que no se cubra todo el complejo mundo femenino y debamos contentarnos con unos pocos arquetipos en pantalla.

Entonces, desembocamos en otro problema actual: por alguna extraña razón la gente pareciera esperar que una mujer "fuerte" no tenga que pedir ayuda para nada y de preferencia no demuestre ninguna emoción. Con esto vuelvo al caso de la dura crítica de Julieta Lomelí hacía Pacific Rim y cito:

"Una ‘casi heroína’, una delicada mujer, virginal, discreta, sumisa y respetuosa de la autoridad, tímida, una débil fémina, que siendo niña es salvada por un viril e inteligente líder mundial, y al ser adulta, termina enamorada de otro salvador, de aquél que extingue de una vez por todas a los extraterrestres clonados, el redentor que no sólo la salva a ella, sino a todas las de su género."

¡Los dioses nos asistan si un solado salva a una niña cuyos padres acaban de ser aplastados por un monstruo gigante y la adopta! Ella debería ser "fuerte" y no aceptar ayuda. Más escándalo aún si Mako es salvada por el hombre que la ama, porque una mujer "fuerte" no debería aceptar que nadie la ame y se preocupe por ella. Poco importa ser la mejor en su unidad o que el mismo Beckett reconozca sus habilidades y la vea como una igual, una compañera. Dicho sea de paso, si hay algo que el personaje de Mako jamás me pareció fue "delicada" o "sumisa" (y si en realidad fuera delicada ¿qué tendría de malo?).

De niña, uno de los primeros personajes femeninos que recuerdo haber admirado fue Jo March de Mujercitas. Se volvió uno de mis modelos a seguir, me parecía una mujer muy fuerte e interesante. No porque fuera un poco masculina o se pusiera al tú por tú con el adorable Teddy, no, se trataba de que Jo perseguía su más grande sueño y además se las arreglaba para mantener a flote a la familia March. Incluso vendió su cabellera que parecía ser "su único encanto femenino" para conseguir algo de dinero. Aún así, no era perfecta, tenía mal carácter y problemas con la autoridad, además estaba muy frustrada por cuidar a su vieja tía y sentir que no tenía el control de su vida. Había quienes ya la veían como una solterona a futuro, no obstante, Jo rechaza la ventajosa propuesta de matrimonio de Teddy y se va a cumplir su sueño. Si lo pienso en retrospectiva, lo que más me fascinó de ella -incluso a mis cortos 10 años de edad- fue que se trataba de una mujer que sabía bien lo que quería e incluso (en los libros siguientes de la saga) era amada por ser ella misma.

Como espectadora quiero una gama de personajes verosímiles, no máquinas de matar sin ningún defecto ni complejidad emocional. También quiero mayor cantidad de personajes femeninos muy diferentes entre sí, como lo somos las mujeres en la vida real. Como escritora creo que no es necesario escribir "mujeres" u "hombres" sino seres humanos completos más allá de su género. Parte muy importante de esa riqueza son sus emociones y defectos, no creo que ningún personaje (femenino o masculino) sea menos válido o interesante por pedir ayuda o dejarse querer, como tampoco lo es una persona en la vida real. Sería bueno prescindir de "fuerte" y cambiarlo por "real".

14 comentarios:

  1. Amiguis, gracias por escoger el tema y exponerlo de manera tan clara. Es tan necesario hablar de eso, porque en pleno Siglo XXI todavía existe mayor confusión que en la época victoriana sobre lo que implica ser una mujer fuerte. Y la ficción ayuda a confundir. Mujer fuerte=o es badass heroine, o es vampiresa. Ósea las armas de la mujer siguen siendo su fortaleza física o su vagina como diría Cersei. Y una heroína fuerte no debe se sentimental, ni tener un buen sentido del humor, y (horror) no debe cocinar (como dirían en Cosmopolitan “a ella le cocinan”). Qué ridiculez. Por eso tropiezo con gente que no entiende cuando digo que en GOT me gusta que Brienne sea llorona y romántica. O que prefiera la fortaleza de Melisandre que está en su cabeza y su magia.
    Mm, ya me gustó Mako solo con leer esa crítica infantil.
    Cada Hermana March tiene su propia fortaleza, y mi preferida ha sido siempre Beth. Se necesita mucha fuerza emocional para aceptar la muerte.
    Las mujeres y los hombres somos diferentes porque enfrentamos y enfocamos situaciones vitales de diferente manera, pero eso no nos hace dos especies totalmente distintas e incapaces de encontrarse. Además cada mujer tiene sus propios recursos y mecanismos de defensa y escape. La gracia de la ficción no esta en mostrarnos mujeres que copian lo que hacen los hombres, sino mujeres que hacen las cosas diferentes a las de otras mujeres. Por eso admiro a Martin que aunque juegue con estereotipos con Daenerys y Cersei, rompe moldes con Las Hermanas Stark, Brienne y Melisandre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, GoT es punto y aparte (además de ser un sobreviviente al famoso test Betchdel y con honores, junto con Harry Potter, por ejemplo). Creo que salvo excepciones, la ciencia ficción y la fantasía pueden llegar a mostrar una mejor gama de personajes femeninos.

      Yo adoro a las badass heroine y te consta que muchas son mis role models (porque en realidad yo soy de arquetipo Artemisa y badass por elección propia). Pero si algo bueno nos enseñan los arquetipos mitológicos que aún la virginal Artemisa, diosa de la caza, el bosque y ruda a más no poder sigue los ciclos femeninos de la luna y es, ella misma, una partera consumada. Se puede ser autosuficiente y ruda sin renunciar a la propia naturaleza femenina. Hablando de eso, no hay mejor ejemplo que nuestra hermosa Brienne, puede patearle en trasero a cualquier caballero de Westeros, pero es tierna, romántica y hasta llorona. Melisandre no es tan fuerte físicamente, pero es una excelente manipuladora y aprovecha a su beneficio el miedo que inspira en otros su magia, pero también es una mujer rota con un infancia dolorosa y susceptible a la envidia. En GoT no hay personajes perfectos, todos son ricos y verosímiles, por eso los adoro debajo de mis capas de odio. Como a Cersei o papi Lanister :P

      Otra de mis grandes ganadoras son Firefly, Buffy, Charmed,Bewitched, Sabrina la bruja adolescente, Farscape y hasta la franquicia de StarGate...incluso intercedo por Star Wars la trilogía original, porque aunque no pase el test, Leia dentro de toda su rudeza muestra emociones y defectos femeninos reales (incluido el absurdo intento de darle celos a Han). Por eso me disgustó tanto esa crítica de Pacific Rim de esa chica, porque por muy ruda que sea la heroina no veo deshonra alguna en ocasionalmente pedir ayuda, ser amorosa y amada o meter la pata y ser rescatada.

      Ya me di cuenta que necesito escribir de brujas, porque son las mayoría de mi lista de representación femenina en los medios variada y verosímil. Ya me extendí mucho, besos y gracias por pasarte por mi humilde blog y comentar :D

      Eliminar
    2. A ver si Cersei me deja responderte que le ha dado con pegarse hoy. Yo creo que hay personajes muy femeninos que pueden se badass si a ocasión lo exige. Mi escena favorita de GWTW es cuando tu homóloga mata al Yankee y viene detrás Melanie arrastrando la espada. Cuando uno piensa que Melly esta recién parida y que la espada pesa lo suyo, tiene mucho valor esa escena.
      Me había olvidado de Artemisa y su condición de partera. Siempre pienso en Hécate cm su otra cara.
      A mi lo que me gustó de Leia (aparte de ir a rescatar a Han Solo) fue lo rápido que asumió su rol de hermana y el afecto que le tomó a Luke. Como sé un poco sobre el cariño de hermana (que no tiene nada que ver con lo que siente Cersei por Jaime) me conmovió esa faceta.
      Por favor extiéndete todo lo que quieras. El tema es importante.

      Eliminar
  2. Me encanta tu entrada! Justamente estoy pensando hacer un post sobre una peli de superhéroes, "WOLVERINE, INMORTAL", porque me llamó la atención los cliches en los que cae con sus personajes femeninos, y conste que tiene cuatro, pero al final resulta que son mas interesantes la freak y la villana, que las figuras femeninas "positivas", porque tienden a una idealización pasad de moda, o al menos creo que debería estarlo. A veces me pregunto yo misma si no doy demasiada predominancia a las badass, o por qué me alejo tanto de personajes como la Mariko, de esta misma pelicula, o la Sansa de Canción. Y ahora con este post me doy cuenta, no es que el problema sea su falta de fortaleza, su delicadeza o su emotividad, sino que a las caracteristicas que buscan remarkar la femineidad de los personajes, muchas veces hay una abierta alusión a su falta de libertad. Es decir, por sí mismas no pueden sobrevivir, no deciden su destino, dependen todo el tiempo de alguien mas, y este alguien es siempre una figura masculina. por supuesto que Sansa se desarrolla como personaje, y es mucho mas complejo, pero Mariko es una repetición de ese terror nuestro de cada día, de esa idea de que las mujeres no optamos, que no podemos salvarnos a nosotras mismas. Y mas que nada, el hecho de que se remarque que son estas mujeres, siempre victimas, objeto de deseo, el ideal al que se debe aspirar, cuando en realidad no tienen ninguna cualidad sobresaliente. Esa es la palabra, me molestan las mujeres "victimas", cuya evolución nos es desconocida porque con ellas se perpetua una fase que yo llamaría "limbo". Las mujeres somos muchas cosas, es esa esencia la que no pueden captar al parecer, no solo en pantalla, sino e una gran cantidad de libros, escritas incluso por mujeres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que Sansa se salva a si misma, solo que elige una vía diferente para sobrevivir. Y eso es lo que irrita del estereotipo de “kick ass heroine” que no te da otras opciones para imágenes de fortaleza femenina.

      Eliminar
    2. A mí me parece que Sansa elige fierse de otras personas dudosas y ese es su gran error. Aunque a veces, casí siempre, me desespera debe ser porque es casi una adolescente manipualble e idealiasta hasta un buen punto de la trama. No es mi favorita, en absoluto, pero me la creo, sí he conocido mujeres que idelaizan a su caballero y luego la vida no es para nada como ella espera y se ve indefensa contra ella misma y por ende los demás.

      Damablanca, adoraré leer tu entrada :) No vi aún la peli de Wolverine, pero ya la veré y te cuento. Lo que aprecio de GoT y de otras grandes series es justo que no todos los personajes me tienen que gustar como personas para ser creíbles o reflejar cierta realidad.

      Eliminar
  3. ¿Alguna de ustedes ha visto “The Warrior’s Way”? Es una combinación de wuxia y de western. Muy buena, salvo por la heroína que me exaspera y es porque, me doy cuenta ahora, es un melange de estereotipos de “mujer fuerte” y termina cayendo pesada por idiota e incoherente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No la he visto, amiga, deberé darle un vistazo ;)

      Eliminar
  4. Parece que hoy ha sido el dia de leer sobre protagonistas "fuertes". Acabo de leer un articulo donde el autor dice que no solo hay una proliferacion de este tipo de heroinas, pero que a su vez estas mujeres, supuestamente fuertes, son manipuladas por los hombres. Cita el caso de Katniss en Hunger Games y como la manipulan los hombres de su vida, siendo ellos el cerebro y ella la de la fuerza.

    (Aqui esta el articulo, por si les interesa: http://theyaguy.blogspot.com/2013/08/ya-guy-talks-about-strong-female.html)

    Yo tambien escribi hace poco un articulo sobre este tema, porque me molesta desde hace tiempo este feminismo mal entendido. Sobretodo lo veo en las peliculas infantiles.

    Interesante el Test de Betchdel. Creo que la mayoria de mis mujeres de ficcion lo pasan. :-)

    Mi favorita de las hermanas March tambien es Jo, pero veo claramente el punto de Malena sobre la fortaleza de Beth.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Beth es maravillosa porque es ella misma, todos sabemos que es melancólica y tímida, pero adorable y fuerte. Basta recordar que cando a todos se les olvida ella es la que corre a ayudar a la familia pobre y protegida de los March. Eso termina haciendo que se contagie de la escarlatina que la mata. Pero ahi donde Jo es el "brazo fuerte" de las March, Beth es un foco inmenso de amor, ternura y optimismo, hasta cuando ella lo pasa muy mal. Sí eso no es verdadera fuerza, no sé lo que sea ;D

      No creo que Katniss sea manipulada por los hombres de su vida en sí, pero sí hay un momento en el que ella pierde el control de su lucha, pero tampoco lo importa si eso salva a quienes ella ama.

      Eliminar
    2. PD ya habiendo leído el artículo, me parece muy válida la opnión del escritor. Si bien es arbitrario eso de que los hombres muevan a las heroínas fuertes, sí se crea un cierto estado en que la fuerza pareciera ser sólo física. Cuando en realidad hay una fuerza intelectual como bien nos muestran Hermione y la profesora McGonagall en Harry Potter, por ejemplo. ¿puede un personaje ser fuerte e inteligente sin ser odioso o demasiado perfecto? Yo estoy segura de que sí, porque la primera chica de ficción así que viene a mi mente es la adorable Arya Stark. De nuevo creo que lo que importa es darnos cuenta de que son personas completas y deben tener algún defecto, pero la fuerza y la inteligencia no deberían ser auto excluyentes.

      Eliminar
    3. "De nuevo creo que lo que importa es darnos cuenta de que son personas completas y deben tener algún defecto, pero la fuerza y la inteligencia no deberían ser auto excluyentes."

      Completamente de acuerdo, Scarlett y gracias por recordármelo precisamente ahora que estoy editando una novela.

      Eliminar
  5. Vas exactamente al punto cuando dices que lo importante es escribir/leer sobre seres humanos completos y complejos, más allá que sean mujeres u hombres. Y en cada género hay variedad... y tampoco es igual lo que significa ser fuerte hoy, que lo que hubiera podido definirse por fuerte hace cincuenta años, por ejemplo.
    Creo que, en cierta manera, todas las que queríamos vivir de igual a igual con los hombres, ser independientes y, para colmo, teníamos afición por la escritura, hemos sido de alguna manera hermanas de Jo March. Yo también me identificaba muchísimo con ella, aunque apreciaba a todas las chicas de la historia. Lo interesante de Jo era esa determinación por cumplir un sueño, pero también su abnegación en lo tocante a ser un soporte para su familia siempre que se la necesitara. Jo sabía dar un paso al costado... y supo ser amada también precisamente por darlo.
    Lo más lindo es poder leer ficciones en las que haya muchas mujeres, todas distintas, todas fuertes a su manera... y fuertes en el sentido de complejas y determinadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente la fuerza es diferente, en un mundo sin igualdad ni oportuinidad para las mujeres tal vez la fuerza viene de buscar esa igualdad de ser una heroína Kick ass, que por lo regular ni podría ni tocar una espada. Igual en una época de guerra es aquella que saca a su familia adelante o se vuelve enfermera para ayudar a los heridos. Tal vez en el fondo Mr. Darcy en Orgullo y Prejuicio es tan "fuerte" porque se muestra vulnerable ante Lizzie y aún siendo rechazado le insiste en sus sentimientos, no es la clásica "fuerza" masculina, sino una fuerza muy ad hoc con su tiempo y lo que se esperaba o no de un hombre.

      Por eso mi punto de tener personajes completos y profundos y no "hombres" o "mujeres", porque si bien el género es muy importante en el desarrollo del personaje no veo que a la gente le preocupe que su hombre sea un personaje "fuerte", es como asúmir que lo son por generación espontanea. Si en la modernidad tenemos tantas opciones y gamas, es para aprovecharlos.

      Hace no mucho, una mujer que lidiaba con el marido alcohólico, la pobreza y sacar adelante a sus hijos, era fuerte. Ahora es "dejada", pero creo que eso se debe más a un asunto de precepción social que una cosa razonada ;)

      Eliminar